Parques Naturales de Andalucía, con cielos libres de contaminación lumínica.

El cielo nocturno de Andalucía está considerado, por sus condiciones geográficas y climatológicas, uno de los mejores de Europa para la realización de observaciones astronómicas. Además, la noche andaluza alberga ecosistemas de gran belleza y singularidad, en los que habitan especies como el lince ibérico, el chotacabras o el murciélago patudo, muy sensibles a fuentes de luz intrusa de carácter artificial.

La Consejería de Medio Ambiente, en aplicación del Reglamento de protección del Cielo Nocturno, declarará áreas oscuras el suelo no urbanizado de todos los espacios naturales protegidos andaluces, un 30,5% de la superficie de la Comunidad, lo que supone un paso importante para la preservación de los hábitats nocturnos del medio ambiente y el desarrollo sostenible en estas zonas.

La Junta de Andalucía esta  organizando una serie de actividades entre las que destacan la celebración de jornadas, en la que participarán expertos en contaminación lumínica y se informará sobre las posibilidades que ofrece el denominado ‘turismo astronómico’; además de talleres de formación para explicar a los técnicos de los 24 parques naturales existentes en Andalucía las ventajas que supone para los espacios protegidos contar con alguna de las diversas figuras de protección del cielo nocturno internacionales.

Foto de Flickr: rahego

Comenta esta noticia en Facebook