Diez recomendaciones para tomar el sol con salud

Hay que disfrutar del sol pero con salud

Ya es primavera y el verano se acerca y es conveniente recordar unas reglas básicas para hacer un uso responsable  del sol y reducir así el riesgo de la radiación solar ultravioleta sobre nuestra salud. La exposición continuada a elevadas dosis de radiación solar puede provocar lesiones cutáneas, fotoenvejecimiento prematura, depresión del sistema inmunológico, cataratas, etc. Existe un sector de población que por causas laborales están muy expuestos como son los campesinos, pescadores y obreros de la construcción. Pero por otro lado, la población en general, se expone cada vez más al sol, al practicar deportes al aire libre, en la playa, en la alta montaña etc . Estos cambios de hábitos, si no se toman las precauciones oportunas, pueden poner en riesgo nuestra salud. Hay que esmerar el cuidado de la piel en los niños; el 50-60% de los rayos ultravioletas que recibimos durante nuestra vida se produce antes de los 18 años. Muchos tumores tienen su origen en fuertes quemaduras solares sufridas en los primeros 15 años de vida. Por ello, se llama la atención a los padres para que se esmeren en la fotoprotección de sus hijos.

Los organismos públicos responsables de la Salud Pública, médicos-dermatólogos, fotobiólogos, Asociación española contra el cáncer, Asociaciones de consumidores etc. realizan de forma sistemática campañas de sensibilización e información sobre los daños que puede producir un mal uso del sol y cómo prevenirlos.

Las recomendaciones son las siguientes:

1. DISMINUIR LA EXPOSICIÓN AL SOL EN LAS HORAS CENTRALES DEL DÍA (12:00-16:00): En estos momentos es cuando la radiación UV es más intensa por lo que protegerse en zonas de sombra es una buena costumbre para evitar daños.

2. USAR SOMBRERO y GAFAS : Usar sombrero , gafas de sol (cristales que filtren entre el 50-90% de la radiación solar ) , camisas de manga larga y pantalones largo cuando se exponga al sol en horas centrales del día.

3. USAR UN PROTECTOR SOLAR : Aplicarse un fotoprotector solar 30 min antes de exponerse al sol , por ejemplo en casa antes de salir a la playa. Aplicarlo frecuentemente cada dos horas, en el tiempo que permanezca expuesto. Se recomienda fotoprotectores con un factor de protección 15 o mayores

4. FOTOPROTECCIÓN EN NUESTROS VIAJES: En zonas tropicales, cerca del Ecuador, la radiación UV es más intensa . En alta montaña debido a que los rayos solares tiene un menor recorrido y a la limpieza del aire, la intensidad de los rayos UV es muy alta. Así cuanto más cerca al Ecuador y en alta montaña se recomienda una protección mayor (fotoprotectores de factor 30, incluyéndose la protección de labios ).

5. QUE HACER EN DÍAS CUBIERTOS : En días nublados (capa fina de nubes o con nubosidad cumuliforme) parte de la radiación UV atraviesa y se refleja con lo que los niveles son suficientes para producir daños aunque la sensación en la piel sea más fresca. Así se recomienda también usar fotoprotectores.

6. ADQUIRIR EL BRONCEADO DE FORMA GRADUAL: Ponerse moreno de forma gradual. El uso de cremas permitirá un bronceado gradual en los primeros días de exposición al sol (Primavera). No se recomienda el uso de rayos UVA artificiales a las personas con pieles muy claras y que nuca se broncean sin quemarse ya que puede dar lugar a cáncer de piel y fotoenvejecimiento prematuro.

7. ENSEÑAR A LOS NIÑOS A PROTEGERSE DEL SOL: Evitar la exposición directa al sol de los recién nacidos y bebés menores de 6 meses. Procurar sacarles de paseo en la época estival preferentemente en las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde. Enseñar a los niños a protegerse del sol pues el daño solar se acumula a, lo largo de la vida.

8. CUIDADO CON LAS SUPERFICIES REFLECTORAS: La nieve refleja un 90% de la radiación UV, la arena y el agua pueden reflejar más de la mitad. Esta radiación reflejada llega también a la piel. Extremar la protección si está sobre estas superficies.

9. REACCIONES FOTOALÉRGICAS: Ciertas sustancias provocan alergias en presencia de radiación solar. Cambiar de producto y consulte con el médico si sufre alergias.

10. TRATAMIENTO POST-SOLAR: Al exponernos al sol la piel se seca, sudamos y perdemos agua y minerales. Así, tras la exposición al sol hay que hidratarse bebiendo mucha agua (no muy fría) y ponerse cremas hidratantes en la piel.

La piel es una parte importante de nuestro organismo que debemos cuidar con esmero, no sólo por estético si no también para mantener una vida más saludable. Puede ampliar la información en FYBOA Grupo de Fotobiología y Biotecnología de Organismos Acuáticos.

Artículo escrito por Félix López Figueroa. Dr. en Ecología de la Universidad de Málaga.

Fotografías: matadejonc  Iban Nieto

Comenta esta noticia en Facebook