ISO, más allá de un certificado

Cuando hablamos de los distintos Sistemas de Gestión como por ejemplo pueden ser las ISO 9001 o 14001 de Calidad y Medio Ambiente respectivamente o la OHSAS 18001 de Seguridad y Salud Laboral, en muchas ocasiones se habla únicamente de un “Sello” o “Certificado” de obtención obligatoria para mejorar la imagen corporativa. Si nos centramos en esta visión la pregunta que se sugiere  es ¿Qué beneficios aporta esto a la empresa que se certifica?. Haciendo esta pregunta en muchas ocasiones la respuesta es “Son puntos para presentarse a Licitaciones” o “Es un factor competitivo con respecto a la competencia”.

Pero, ¿Son estos beneficios o valores añadidos? Cuando se decide apostar por la implantación y el mantenimiento de un Sistema de Gestión se debe de tener en cuenta dos aspectos fundamentales; por un lado debe representar un claro beneficio para la organización que decide implantarlo, y  además este mismo sistema debe constituir un valor añadido para los clientes. Por todo esto cuando decidimos implantar un Sistema de Gestión o queremos mejorar el que ya tenemos es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Debe estar adaptado a las necesidades y las condiciones específicas de la empresa. Hay que huir de las “plantillas”.
  • Debe aportar y no suponer una carga. Los SG requieren de un mantenimiento prácticamente constante por lo que no debe ser sencillo y fácil de gestionar, sin tareas añadidas que supongan un retraso productivo.
  • Las soluciones tecnológicas. Hoy día existen numerosas herramientas gratuitas que diseñadas y planificadas convenientemente permiten hacer más adaptado y práctico la implantación y mantenimiento de un sistema de gestión.
  • Informar y Formar. Un factor básico y muchas veces olvidado es la necesidad de que todo el personal de la organización conozca sus responsabilidades y se encuentre perfectamente integrado en el Sistema de Gestión.

Generalmente, en la actualidad los Sistemas de Gestión se abordan sin tener en cuenta palabras y conceptos claves como son productividad, control organizativo, comunicación interna, planificación estratégica o mejora continua, lo que impide sacar todo el partido a estas inversiones realizadas por las empresas en los distintos sectores.

Si desea conocer más o hacer una consulta sobre su situación particular estamos a su disposición en info@greenglobe.es

Comenta esta noticia en Facebook