Autorizaciones, Residuos y Talleres

Queremos dar la bienvenida a este nuevo año 2014 escribiendo un artículo en el que se aborda una de las problemáticas más consultadas del pasado año “Autorizaciones de actividad y para la gestión de residuos en talleres y otras actividades semejantes”. Hace uno días hemos podido leer varias publicaciones en diferentes medios de comunicación en los que se informa que en el año 2013 se han realizado numerosas denuncias e inspecciones de actividad que han dado como resultado importantes infracciones económicas para aquellas empresas e instalaciones que no cumplen con la legislación de referencia en materia de medio ambiente, circunstancia que se da bien por desconocimiento y falta de información o bien por decisión expresa de asumir el riesgo de los responsables de la actividad.

scrap-72061_640

En este artículo tratamos de explicar y aclarar aquellos aspectos legales obligatorios que los responsables de talleres deben de tener en cuenta en lo que se refiere a su actividad y al tratamiento de residuos.

Los talleres y actividades afines, por lo general, se caracterizan por poder producir grandes cantidades de residuos peligrosos, una peculiaridad que le hace estar en el punto de mira de inspecciones por parte de las instituciones competentes. En este sentido es preciso que los responsables de estas instalaciones tenga en cuenta dos aspectos fundamentales:

  • La Prevención Ambiental: Son autorizaciones de carácter obligatorio que se solicitan de forma previa al inicio de la actividad. Por lo general, dependiendo de las características propias del ejercicio que se realiza puede requerirse Autorización Ambiental Unificada, Integrada, o Calificación Ambiental. Requiere de un estudio específico de la actividad para ajustarse a las necesidades legales específicas.
  • La Gestión de los Residuos. Las actividades que operan con residuos peligrosos, como ocurre en este caso, deben darse de alta como productores de residuos, un procedimiento sencillo, rápido y que permite producir residuos al día siguiente de aportar la documentación. En cuanto a exigencias, los productores de residuos deben controlar los residuos producidos, contratar a un gestor autorizado que les gestiones estos residuos producidos y presentar anualmente una declaración de los residuos producidos.

 A pesar de que en este artículo se han tratado de un modo escueto, estas dos herramientas administrativas son los motivos principales de las infracciones e irregularidades sobre el medio ambiente que se dan en este tipo de actividades, situaciones que se pueden controlar siendo bien consultadas y que permiten ahorrar en multas y sanciones.

Si desea hacer alguna consulta específica en esta materia o cualquier otra aportación no dude en ponerse en contacto con nosotros. — Contacta con nosotros — 

Comenta esta noticia en Facebook