Archives

5-J. Día Mundial del Medio Ambiente

Como muchos de los que leéis este Blog sabéis, ayer domingo 5 de Junio, se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Para conmemorar este día se han llevado a cabo diversas actividades como carreras urbanas, jornadas de movilidad sostenible, talleres de reciclaje, etc., publicado multitud de noticias al respecto, y emitido diferentes documentales que han puesto de manifiesto la necesidad de cambiar hábitos y maneras de actuar sobre nuestro entorno más cercano, el Medio Ambiente.

 

A lo largo de el día de ayer pudimos ver como medios informativos y distintos canales de televisión exponían los daños e impactos negativos que con el descontrolado desarrollo se están dando en los entornos naturales y la biodiversidad en general.

Por todo esto, y lejos de ser un día de celebraciones, el Día Mundial del Medio Ambiente debe interpretarse como un acto comunicativo necesario para atender la llamada de socorro que el Medio Ambiente hace para intentar cambiar los hábitos y hacer el Mundo más confortable y sostenible.

Para mejorar nuestra calidad de vida y conservar el medio para las generaciones venideras (sostenibilidad) debemos pensar de forma optimista y tomar responsabilidades con nuestra forma de actuar, de esta forma, si cada uno de nosotros pone su granito de arena podremos acondicionar y reducir los impactos ya generados en nuestro entorno.

Nosotros ya estamos actuando…  ¿y tú, a qué esperas?


Parques Naturales de Andalucía, con cielos libres de contaminación lumínica.

El cielo nocturno de Andalucía está considerado, por sus condiciones geográficas y climatológicas, uno de los mejores de Europa para la realización de observaciones astronómicas. Además, la noche andaluza alberga ecosistemas de gran belleza y singularidad, en los que habitan especies como el lince ibérico, el chotacabras o el murciélago patudo, muy sensibles a fuentes de luz intrusa de carácter artificial.

La Consejería de Medio Ambiente, en aplicación del Reglamento de protección del Cielo Nocturno, declarará áreas oscuras el suelo no urbanizado de todos los espacios naturales protegidos andaluces, un 30,5% de la superficie de la Comunidad, lo que supone un paso importante para la preservación de los hábitats nocturnos del medio ambiente y el desarrollo sostenible en estas zonas.

La Junta de Andalucía esta  organizando una serie de actividades entre las que destacan la celebración de jornadas, en la que participarán expertos en contaminación lumínica y se informará sobre las posibilidades que ofrece el denominado ‘turismo astronómico’; además de talleres de formación para explicar a los técnicos de los 24 parques naturales existentes en Andalucía las ventajas que supone para los espacios protegidos contar con alguna de las diversas figuras de protección del cielo nocturno internacionales.

Foto de Flickr: rahego

Junta y FAMP comienzan los trabajos para elaborar una ordenanza que regule la Contaminación Lumínica

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) han constituido un grupo de trabajo para llevar a cabo tareas de colaboración que faciliten a los municipios andaluces el desarrollo de sus competencias en materia de contaminación lumínica, a través de las Ordenanzas Municipales como establece la normativa autonómica en esta materia aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta.

 

El problema de la Contaminación Lumínica

El grupo de trabajo, en el que se integran técnicos de pequeños, medianos y grandes municipios y personal técnico de la consejería, ha fijado los contenidos de la ordenanza municipal tipo y de una guía que complemente dicha ordenanza, así como un calendario de trabajo para su elaboración. Con la normativa autonómica y municipal se sientan las bases para preservar los hábitats naturales más sensibles a este tipo de impacto ambiental, evitar intrusiones del alumbrado exterior en el ámbito privado, garantizar el buen funcionamiento de los observatorios astronómicos y mejorar la eficiencia energética.
Entre los perjuicios de la contaminación lumínica está su contribución a la contaminación atmosférica, a través de las emisiones de CO2, y por tanto, su influencia en el cambio climático y el calentamiento global.
La aplicación de las ordenanzas permitirá evitar, igualmente, la emisión de 37.396 toneladas de CO2 a la atmósfera y reducir un 11% el consumo energético. En este sentido, es importante el beneficio económico que supondrá la aplicación de esta norma por la rebaja de la factura energética de las administraciones. La nueva normativa garantizará la iluminación necesaria para la seguridad ciudadana y regulará también el diseño de las luminarias que, salvo en el entorno de edificios de especial interés patrimonial o cultural, deberán proyectar la luz de arriba abajo y evitar así su dispersión hacia las fincas colindantes y el cielo nocturno.

Fuente: Conserjería de Medio Ambiente Junta de Andalucía